Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Canciones de trabajo’ Category

Canciones de trabajo

CANCIONES DE LA ACEITUNA


Canción De Don Pedro

Muy buenas tardes,
a Don Pedro y su señora
la cuadrilla venimos a saludar.

Que nos vaya preparando el gasto
que la aceituna va a terminar.

Yo creo que con nosotros,
no tendrá queja ninguna,
que aunque somos de Aguilar

nos interesamos por sus aceitunas.

Estos días de aire, como usted sabrá,
cuando decía Frasquito:
vamos muchachas a rebuscar.

Si usted comparece, y nos quiere dar
un poquito vino y una buñolá.


El Manijero

Manijero, manijero,
écheme usted el Cristo ya,
que somos niñas con novio
y nos tenemos que peinar.

Si el manijero tuviera
una niña como yo,
ya nos hubiera echado el Cristo,
porque llevamos razón.


La Aceitunera

Aceitunera, ¡ay! mi aceitunera,
recogiendo la aceituna,
recogiendo la aceituna,
eres tu mi compañera.

Aceitunera, aceitunera
recogiendo la aceituna
eres tu mi compañera.

 Vareando los olivos
las ocho horitas del día
tu recoges la aceituna
con tus manos arrecías.

Aceitunera, aceitunera
recogiendo la aceituna
eres tú mi compañera.

Al calor de la candelas
yo te dí un beso en la cara,
te dije chiquita mía
que conmigo te casaras
porque tú eras mi alegría.

Aceitunera, aceitunera
recogiendo la aceituna
eres tú mi compañera.

El Querer de La Aceituna

El querer de la aceituna
es como el verde tomate,
mientras dura la aceituna
dura quererte y amarte.

El querer de la aceituna
es como el verde pimiento,
mientras dura la aceituna
dura el entretenimiento.

Anda diciendo tu madre
que no quiere por nuera;
la que no quiero soy yo
cargarme con esa tutela.

Eres la chica que un huevo
y ya te quieres casar,
anda ve y dile a tu madre
que te enseñe a trabajar

Agua bebiera en un vaso
aunque no tuviera sed;
si supiera que venía
de las manos de un José.

Agua menudita llueve,
pronto caerán las canales;
ábreme la puerta niña
que soy aquel que tu sabes.

Eres chiquita y bonita,
eres como yo te quiero;
tu eres una campanita
en las manos de un platero
que hasta el “sentio” me lo quitas.

Te piensas que yo te quiero
porque te miro y me río
y soy un poquito guasona
y tu no lo has “comprendío”.

La aceituna en el olivo
si no se coge se pasa;
lo mismo te pasará a ti
chiquilla si no te casas.

Read Full Post »